MÉXICO20 Y LA VIOLACIÓN DE UNA CONVOCATORIA

Screen Shot 2016-07-16 at 14.43.56

La inacción del gobierno exige seguir investigando y mostrando, cada vez con mayor evidencia, la corrupción que impera en el mundo de la “alta cultura” en México. Aquí agregaré pruebas de la total irregularidad (incluso legal) de la labor “antológica” de México20 del gobierno mexicano.

La poeta María Rivera, en su artículo “Apostillas a una polémica” refiere que la antología fue hecha con base en una convocatoria abierta. Esta convocatoria de la Secretaría de Cultura —entonces CONACULTA— apareció publicada en el boletín 708 de la CANIEM en agosto de 2015. Se titula “Convocatoria para enviar libros de poetas mexicanos menores de 50 años”. Se trata de la base pública para la realización de la antología. (Se puede consultar aquí, pág. 10 y al final de este texto está en imagen).

En esta convocatoria pública se explica la finalidad del proyecto y el procedimiento que la Dirección General de Publicaciones debía cumplir para preparar México 20. La nouvelle poésie mexicaine.

Pero si comparamos esta convocatoria con lo que el entonces funcionario Julio Trujillo y Tedi López Mills han revelado, nos damos cuenta que hay graves incumplimientos.

Lean lo que la convocatoria indicaba:

“El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), convoca a las editoriales que publican poesía, públicas o privadas, a enviar una propuesta de poetas que formen parte de su catálogo y cuyos derechos tengan, para su posterior selección en una antología de poesía mexicana que se presentará en la edición 2016 del Marché de la Poésie, en París, y en la edición 2016 de la Feria del Libro de Montreal.

“Con el objetivo de continuar con la promoción de las letras mexicanas en el extranjero (como sucede con el proyecto México20, que ya existe en español, inglés y próximamente en portugués e italiano), el Conaculta considera que el momento es oportuno para tener una herramienta de promoción de nuestra poesía, cuyos contenidos hayan sido propuestos originalmente por los propios editores”.

Pero esto no fue cumplido. Los términos de la convocatoria fueron violados.

López Mills informó en su texto “Epílogo” (que Rivera cita), que el requerimiento de la Secretaría de Cultura de que los textos de la antología saldrían de los “propuestos originalmente por los propios editores”, fue incumplido cuando Moscona, Esquinca y ella misma incorporaron a poetas de su predilección que no figuraban en la lista. López Mills, además, señala que lo hicieron con la anuencia de la institución. La convocatoria, entonces, fue violada por ambas partes, según revela ella misma.

Posteriormente la Convocatoria dice: “el jurado elegirá a veinte poetas, con un número representativo de poemas, y su decisión se dará a conocer en fecha próxima aún por determinar”. Como puede observarse, aquí también se incumplió la Convocatoria, ya que Moscona, Esquinca y López tenían la obligación expresa de llevar a cabo un trabajo antológico de esos materiales, trabajo que no hicieron. La convocatoria también dice que el jurado estará “compuesto por dos especialistas y un representante de las instituciones convocantes”, lo cual tampoco se respetó, ya que fueron tres los poetas seleccionados.

Estas numerosas (excesivas) violaciones expresas a las disposiciones oficiales que la propia Secretaría de Cultura estipuló en su convocatoria, hechas públicas en estas últimas semanas tanto por exfuncionarios como por los poetas, son suficientes para exigir a la Secretaría de Cultura que investigue los hechos y, por supuesto, se sancionen los evidentes incumplimientos a una convocatoria pública.

México 20. La nouvelle poésie mexicaine no puede ser usada como una herramienta de promoción de la poesía mexicana en el extranjero, ya que fue elaborada contraviniendo disposiciones del orden público. El presupuesto no puede ser usado de este modo.

En resumen, se violó una convocatoria pública por parte de la Dirección General de Publicaciones por parte de Julio Trujillo, ex funcionario y la directora Marina Núñez. También los editores a cargo incumplieron la normatividad, ya que estaban obligados por la convocatoria a seleccionar a los poetas exclusivamente a partir de los libros (cosa que no hicieron) y seleccionar los poemas (cosa que tampoco hicieron). Lo que ocurrió fue que usando fondos públicos, Moscona, Esquina y López Mills metieron a autores a la selección, violando la convocatoria. Esta circunstancia es grave en muchos sentidos.

¿Saben los poetas seleccionados esta circunstancia? ¿Quiénes de ellxs llegaron legítimamente y quiénes fueron metidos por Moscona, Esquinca o López Mills o, incluso, Trujillo? ¿Supieron lxs poetas que al pedirles que eligieran sus poemas se les estaba haciendo partícipes de la violación de una convocatoria pública? Por otra parte, ¿qué pensarán las editoriales que han sido involucradas en estos actos de corrupción?

Estas violaciones agravan todo lo que ya conocemos sobre el proyecto México 20, no sólo en poesía sino en narrativa, que, según Trujillo, siguió el mismo procedimiento, como también lo indica el silencio que han mantenido Guadalupe Nettel, Cristina Rivera-Garza y Juan Villoro al respecto. Ambas antologías carecieron de la menor transparencia.

Rafael Tovar y de Teresa, como Secretario de Cultura, debe ya tomar cartas en este asunto y suspender el uso de más recursos públicos en torno a México20, cuya corrupción queda ya comprobada si contrastamos los procedimientos que los propios editores han revelado y los términos de la convocatoria. De no hacerlo, simplemente, estaría informando que la corrupción ya comprobada es la norma que impera con su anuencia, y que los ciudadanos no debemos confiar en las convocatorias públicas de la Secretaría de Cultura.

 

Screen Shot 2016-07-17 at 12.58.57

 

2016 - Anto20 - Convocatoria